domingo, 2 de marzo de 2008

Crítica de "There Will Be Blood"

Nota: 9 (****)

Hasta ahora, no había visto ninguna película de Paul Thomas Anderson. No tiene muchas (tan sólo cinco contando con ésta), pero no me había planteado ver ninguna suya. Ni siquiera me había planteado que fuera un buen director. Pero lo es. No cabe duda de que lo es.
Narra la historia de un ambicioso hombre que solo busca lo bueno para él, mientras que todo lo demás no importa. Solo busca la satisfacción personal. Todo ronda en torno a la codicia, la ambición, la religión y la familia.
Una relación interesante entre el padre y el hijo y los negocios y diálogos que mantiene Day-Lewis.
Un argumento jugoso y atractivo (y que no se me hizo largo. Influye que haya sido vista en el cine) y, después de "No Country For Old Men", el film que más me ha gustado del año (aún me falta por ver alguno)
Un maravilloso film en el que su narración es muy buena pero, hay que resaltar, sobre todo, la mejor interpretación de Daniel Day-Lewis hata la fecha, y una de las mejores (por no decir la mejor) de los últimos años. Hay que añadir que es una interpretación que no para de aparecer constantemente  durante todo el metraje. Una interpretación larguísima y que merecía el Oscar que ha ganado. Él es el ambicioso que quiere todo para él, y que da igual lo que haya que sufrir para conseguirlo. El hombre que llegó desde abajo hasta arriba. Paul Dano logra también darle un buen aire a su personaje (escoge muy bien los papeles) encarnándose en el joven profeta.
Paul Thomas Anderson logra también, una dirección fabulosa y original pero que, bajo mi punto de vista, no alcanza a la de los Coen. No me dejó nada indiferente, pero la de los Coen la veo más original. El único fallo es que en algún momento del film, es como si la narración perdiera algo de fuelle, para más tarde volver a posicionarse y recobrar fuerza.
El montaje es bueno, pero no para haber ganado y, ahora que he podido apreciar detenidamente la banda sonora, me da pena que no la dejaran entrar. Me parece mejor que la de "Atonement".
He nombrado una de las dos mejores cosas del film, aunque no cabe duda que otras como el guión (desde luego un buen guión y bien adaptado, pero no del nivel de "No Country..." y de una complejidad menor) o el trabajo de Anderson (algo inusual y atrevido, pero maravilloso) pero, la otra cosa es la excepcional fotografía que nos muestra Robert Elswit, con preciosos paisajes y originales planos y una más que correcta iluminación.
Un pequeño fallo es la rapidez de cómo se resuelve el final. Cogen algo de prisas y en poco tiempo, todo resuelto. Habría necesitado algo más de tiempo.

Resumiendo, una película de autor, original y atrevida, y la mejor después de la  de los Coen, que he visto este año. No sé si me estoy ablandando o es que este año me parece un año con grandes películas.

2 comentarios:

Javier Escartín Gómez dijo...

"There will be blood" es el peliculón del año, y es una pena que no ganara el Oscar al mejor film ni que Anderson se llevara nada.

1saludo!

Roke dijo...

Yo con tenía grandes expectativas con esta película, y se cumplieron todas. Es un peliculón. Pero no quiero decir con cual de las dos película me quedo (No country for old men y There will be blood) porque no quiero decir nada hasta los PACO.
Yo también creo que 2007 ha sido un buen año para el cine